Carboxiterapia

La Carboxiterapia está indicada para la reducción de la celulitis, la adiposidad localizada, la flacidez, las patologías vasculares arteriosas y la reducción de estrías.

Consiste en la aplicación percutánea o subcutánea de dióxido de carbono con fines terapéuticos y estéticos. El gas debe ser de tipo medicinal anaeróbico con un 99.9% de pureza.

La aplicación de CO2 se efectúa con un equipo capaz de controlar el volumen de gas con una presión constante durante un tiempo determinado. El CO2 provoca una vasodilatación del micro círculo subcutáneo y un aumento de la oxigenación local, lo que se manifiesta en un aumento de la velocidad de flujo y la apertura de capilares virtuales normalmente cerrados en condiciones parafisiológicas.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone